10 de marzo de 2009

COSMETICOS... Mucho más que una cara bonita!

Nota de: María Angélica PELATTI*
La utilización masiva de cosméticos es un patrimonio del siglo XX, y por ende, el criterio que de ellos se tenía anteriormente ha variado mucho en estos últimos tiempos. Hace tiempo privaba el concepto decorativo, y la utilización se limitaba a los ámbitos artísticos o a fiestas trascendentes.
No se le atribuía ninguna virtud que no fuese la de exaltar la belleza humana, actitud ésta no siempre bien mirada, y más aún considerada como un factor de agravio a la salud cutánea.

La segundad mitad de este siglo encuentra la evolución de la cosmética en un plano de actitudes científicas; con inusitada información técnica, una reestructuración del esquema laboral de los laboratorios (a la vez incrementados en su número), con exigencias estatales en lo referente a calidad y seguridad de lo producido y usuarios de claros conceptos: “su piel requiere cuidados acordes con las características biológicas que definen su tipo”.

La buena imagen es factor de éxito, y una de las condiciones exigidas para ciertos puestos de trabajo importantes. No obstante, el cuidado de la estética personal también ha provocado que hoy en día, la mujer se preocupe de su aspecto personal dedicándole a los cuidados de su piel un tiempo y dinero importante (a veces mal utilizado debido a un mal asesoramiento).

Hoy en día, a diferencia de años anteriores, muchos miembros de una familia salen a trabajar fuera de su casa, incluyendo a la mujer que se ve así librada a una suerte de situaciones competitivas.
La mentalidad de todos ha cambiado en el ámbito de la cosmética. El industrial de hoy incorpora profesionales y técnicos para integrar elencos de trabajo capaces de responder ya no sólo a la producción y promoción, sino también a las necesidades de calidad, seguridad de uso y de eficacia que exigen los nuevos tiempos, los profesionales y técnicos deben capacitarse arduamente para alcanzar conocimientos que les permitan desempeñarse hábilmente.
Y los entes sanitarios estatales, imponen disposiciones reglamentarias cada vez más exigentes en pro de la seguridad del usuario.

En líneas generales, el cosmético se define como producto destinado al aseo y la decoración de la piel, con fines de protección y corrección de ciertas desviaciones que por leves, no puedan ser consideradas patológicas.
Por ej: el tratamiento del cutis seco o graso o la fragilidad ungueal o del cabello, implican una modificación de la estructura química, y por ende de su funcionalismo, sin que ello constituya más que un paso de un estado fisiológico a otro también considerado normal.

Los cosméticos son formulaciones de aplicación local, fundadas en conceptos científicos, destinadas al cuidado y mejoramiento de la piel humana y sus anexos, sin perturbar las funciones vitales, irritar, sensibilizar, ni provocar fenómenos secundarios indeseables atribuibles a su absorción sistémica.

El Cosmetólogo conserva y mejora la piel. Se nutre de la Cosmética Dermatológica (o Cosmiatría), ciencia que se preocupa de la solución de problemas estéticos cutáneos sean sanos o enfermos. Contando como químicos cosméticos a bioquímicos, farmacéuticos, doctores en química, ingenieros y técnicos químicos, etc. Es decir a profesionales y técnicos dedicados a la cosmética en cuanto a la creación y elaboración de los productos llamados cosméticos.

El Cosmetólogo, con asesoramiento médico adecuado y cosméticos efectivos obtendrá valiosos resultados estéticos.

Recuerde: Por lo expuesto anteriormente y por la gran cantidad y variedad de productos existentes en el mercado, es muy importante ser asesorado previamente a la compra, por los profesionales o expertos en belleza y poder tener así un mejor resultado en tratamientos de la piel o irregularidades estéticas.

*María Angélica PELATTI es cosmetóloga,
Atiende en la Ciudad de 9 de Julio Tel: 0054 2317 426289
y en Dudignac Tel. 0054 2317 15455491

2 comentarios:

  1. Rosa (Maldonado - Uruguay)12 de marzo de 2009, 19:53

    Me encantó esta nota. A veces los hombres creen que usamos cosméticos porque no sabemos en qué gastar el dinero.
    Sería bueno que leyeran este artículo.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena y completa nota. Sos cosmiatra y resulta muy interesante leer estos articulos.
    Saludos.
    Betty

    ResponderEliminar

Dejá tu mensaje; algunos de ellos serán publicados en nuestra próxima edición escrita...